Remedios caseros para el dolor de la garganta

Remedios caseros para el dolor de la garganta

No busques más aquí hay varios remedios caseros para aliviar eficazmente el dolor de la garganta, rápidamente, seguro y desde casa. esto es posible debido a que podemos aprovechar las propiedades medicinales del ajo, la miel, la manzanilla y el limón, en este caso estas propiedades permiten agilizar la recuperación con sus muy efectivos elementos anti bacterianos.

Hay muchos remedios caseros efectivos que se pueden usar para tratar la garganta. Pero debe recordarse que cualquier tratamiento depende de las causas del dolor de garganta, los síntomas adicionales y la salud general.

Dolor de garganta causas

La inflamación de la garganta puede ser consecuencia de infecciones, pero también de ciertos trastornos digestivos. Estas son las causas más conocidas de la garganta adolorida:

  • Resfriado, gripe u otras infecciones virales (mononucleosis, sarampión, rubéola o paperas);
  • Infecciones estreptocócicas;
  • Alergias al polen, polvo o pelos de animales;
  • Exposición al humo, productos químicos y otros irritantes del tracto respiratorio;
  • Cortes o golpes en el cuello, ahogamiento con comida o un objeto, gritos, cantos prolongados;
  • Enfermedad por reflujo gastroesofágico;
  • Tumores localizados en el cuello.

Si el dolor de garganta persiste durante más de una semana, empeora o se acompaña de otros síntomas, como fiebre, escalofríos, náuseas o vómitos, consulte a su médico para una investigación exhaustiva.

Dolor de garganta síntomas

La garganta irritada puede producir síntomas que varían según la causa. Éstas incluyen:

  • Sensación de ardor o sequedad en la garganta; Inflamación de los ganglios linfáticos del cuello;
  • Dolor al tragar o al hablar;
  • Agrandamiento de las amígdalas y su enrojecimiento;
  • Congestión nasal (nariz tapada);
  • Rinorrea, estornudos, tos, placas en la garganta;
  • Fiebre, escalofríos, ronquera;
  • Falta de apetito, dolor de cabeza.

Remedios para el dolor de garganta

A pesar de las contrariedades causadas por el dolor de garganta que no desaparece, esta molestia

a menudo se puede curar en casa con remedios caseros.

Si comienza la terapia inmediatamente después de que aparecen los primeros signos, puede deshacerse de la incomodidad de inmediato. Para ello, se utilizan enjuagues, bebidas calientes a base de hierbas y otros remedios naturales que puedes consultar a continuación.

Remedios caseros para el dolor de la garganta
Remedios caseros para el dolor de la garganta

Miel con limón para la garganta

La miel y el limón actúan como astringentes y alivian la mucosidad. Pero sobre todo, este dúo tiene un efecto antibacteriano pronunciado, debido a que proporciona al cuerpo los oligoelementos y vitaminas necesarios para combatir las infecciones, y además fortalece el sistema inmunológico.

Para tal fin agregue 1 o 2 cucharadas de miel y una cucharadita de jugo de limón al agua tibia. Bebe despacio, debe consumir varias veces al día para un alivio rápido.

Cortar el limón por la mitad y hervir en 200 o 250 ml de agua durante 3 minutos. Dejar enfriar y combine este líquido con dos cucharadas de miel natural. Tomar 2 cucharadas del producto cada 4 horas. Calmará la garganta y la tos.

Miel con limón para la garganta
Miel con limón para la garganta

Miel con limón para la garganta irritada

Se sabe que el limón tiene propiedades antimicrobianas y alcalinizantes gracias a la vitamina C, un poderoso antioxidante. Para hacer esta receta prepare jugo de raíz de jengibre fresco (aproximadamente 1 o 2 cucharaditas), mezcle con 3 cucharadas de miel y jugo de un limón. Esta preparación es para un día, consuma cantidades pequeñas de la bebida y se sentirá mejor rápidamente.

Gárgaras con miel y limón

Diluya una cucharadita de miel y una cucharadita de jugo limón en un vaso de agua tibia y enjuague al menos cuatro a cinco veces al día. Este método es adecuado para las primeras etapas de dolor de garganta, congestión y pérdida de la voz. La solución de miel envuelve la membrana mucosa y la suaviza, ayudando a desinflamar la garganta.

Enlaces de interés:

¿El ajo es bueno para la garganta?

Por sí solo, el ajo tiene una gran cantidad de fitoncidas que contribuyen a la destrucción de microbios virales y bacterianos. Por eso, como medida preventiva, especialmente durante períodos de epidemias y exacerbaciones de virus, se recomienda utilizar ajo.

Los beneficios del ajo y su asombrosa capacidad para tener un efecto beneficioso en el cuerpo humano han sido probados mucho antes de su uso en la cocina, como un elemento completo. También vale la pena señalar que esta verdura es tan única que puede ejercer sus propiedades antibacterianas incluso a distancia.

¿El ajo es bueno para la garganta
¿El ajo es bueno para la garganta?

Ajo para el dolor de garganta

  • Pica 3 dientes de ajo y mézclese con 1⁄2 taza de miel.
  • Coloque en un recipiente, cubra y deje reposar durante la noche.
  • Agregue una cucharadita de esta mezcla a una taza de té, o mejor leche, y beba tres veces de esta bebida al día, te recuperarás rápidamente.

Té de ajo para la garganta

Para hacer este té, debes cortar ajo fresco en rodajas, colocarlas en una taza, verter agua hirviendo y dejar reposar. Mientras el agua aún está caliente, retire los trozos de ajo y agregue su bolsita de té favorita para mejorar el sabor (y el olor). Puedes agregar un poco de miel u otro edulcorante natural.

Beneficios del jengibre para la garganta

El uso de jengibre para el dolor de garganta puede aliviar significativamente los síntomas de la enfermedad y acortar el tiempo de recuperación. La raíz de esta planta contiene mucha vitamina C, que tiene un efecto beneficioso sobre la inmunidad, vitamina A, vitaminas B, aceites esenciales, magnesio, potasio, hierro, sodio y otros minerales.
El jengibre para el tratamiento y aliviar el dolor de garganta se puede usar tanto interna como tópicamente en forma de infusiones, gárgaras, inhalación y pastillas para chupar.

Jengibre para la garganta

El jengibre es un analgésico natural, lo que significa que alivia el dolor, tiene propiedades antifúngicas y antibacterianas que previenen eficazmente las infecciones.
Mezcle una cucharadita de miel con una cucharadita de jugo de jengibre fresco (exprimido de la raíz rallada). Tomar varias veces al día con bebidas calientes.

Té de jengibre para el dolor de garganta

Para aliviar el dolor de garganta use jengibre en polvo (½ cucharadita) o raíz fresca rallada (1 cucharadita) vierta un vaso de agua hirviendo. dejar durante 10 o 15 minutos y filtrar.

Enjuague la molestia en la garganta con una solución tibia 3 a 4 veces al día. Si hay tapones purulentos en las paredes de la garganta, se agregan 5 ml de tintura de propóleo a la solución resultante.

Gárgaras para el dolor de garganta

Para cualquier patología de la garganta, generalmente se prescriben gárgaras, con la ayuda de las cuales es posible no solo reducir la inflamación de la membrana mucosa, sino también eliminar el dolor.

Esta es una de las formas más efectivas de deshacerse del dolor de garganta, y si es causado por un resfriado o una infección, es imperativo enjuagarse, debido al efecto antiinflamatorio que posee la planta.

Gárgaras para el dolor de garganta
Gárgaras para el dolor de garganta

Gárgaras de manzanilla

las decocciones hechas con flores de manzanilla se utilizan para enjuagar, aunque puede haber excepciones. La receta es simple: simplemente vierta una cucharada de flores u hojas de manzanilla con agua hirviendo, déjela durante 15 o 20 minutos, después de lo cual puede usar el caldo para enjuagar.

Gárgaras con limón y sal

Es aún más fácil preparar un enjuague de este tipo: solo necesita una cucharadita de jugo de limón para un vaso de agua hervida tibia. Y agregue una cucharada de sal. Revuelva y cure su dolor de garganta.

Gárgaras de agua salada

Este es un remedio muy simple pero efectivo para aliviar el dolor de garganta. Solo necesita diluir la sal de mesa común en agua tibia (puede yodar). Una o dos cucharadas de sal serán suficientes para un vaso de agua. Luego enjuagar.

Manzanilla para la garganta

Debido a que tiene efectos calmantes y relajantes, la manzanilla es muy útil si se enfrenta a este problema. En el tratamiento de enfermedades acompañadas de dolor de garganta, la manzanilla se usa principalmente para aliviar el dolor.

Una decocción o infusión de la misma con enjuagues regulares proporciona algunos efectos astringentes y analgésicos, permite debilitar la inflamación de las amígdalas y las mucosas, lo que finalmente mejora el bienestar del paciente.

Té de manzanilla para dolor de garganta
Té de manzanilla para dolor de garganta

Té de manzanilla para dolor de garganta

El té de manzanilla especialmente con limón, tiene un efecto antiséptico sobre la membrana mucosa. Además, refuerza perfectamente el sistema inmunológico. Para tal fin se prepara una cucharada de flores secas de la planta en una taza de agua hirviendo y se agregan unas rodajas de limón. Se recomienda beber tres veces al día.

Propóleo para la garganta

Para el dolor de garganta, el propóleo se usa tópicamente y se toma por vía oral. Las soluciones para enjuagar y lubricar la faringe se preparan a base de una tintura alcohólica o un extracto acuoso. La mezcla de aceite se gotea sobre la lengua o se frota sobre las amígdalas.

Propóleo para la garganta irritada

Los apiterapeutas recomiendan para el dolor de garganta, usar una solución al 5% mezclada con agua. Está permitido realizar 4 o 5 procedimientos por día. En la angina aguda, además del enjuague, las glándulas inflamadas se tratan con una preparación pura.

Comparte estos consejos caseros para la salud

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *