Consejos caseros para la salud

Antibióticos caseros que fortalecen la inmunidad

En esta ocasión te traigo unos cuantos antibióticos caseros que fortalecen la inmunidad en el cuerpo y que te pueden servir para combatir infecciones y matar bacterias.

Todos sabemos que los antibióticos sintéticos solo deben administrarse por recomendación del médico y que tienen efectos secundarios no deseados.

Sin embargo, muchos de nosotros nos hemos acostumbrado a usar estos medicamentos como remedio universal ante los primeros signos de fiebre o dolor de garganta.

Pero recuerda que los antibióticos no combaten la fiebre y no tratan enfermedades causadas por virus.

Yo mato a los de origen bacteriano con antibióticos caseros, seguro que usted también lo puede hacer.

También puedes leer: Alimentos que no debo ingerir si tengo gripe. Remedios para la tos seca y con flemas



Utiliza el poder de las plantas: Antibióticos caseros que fortalecen la inmunidad

Las ventajas de las plantas con efecto antibiótico en comparación con los fabricado en el laboratorio es que destruyen solo bacterias dañinas
porque recuerde que hay algunas bacterias buenas en el cuerpo,

y que fortalecen el sistema inmunológico, ayudando así al cuerpo a luchar de manera eficiente con los microorganismos que las dañan.

Por supuesto, los antibióticos naturales no reemplazan en un 100% a los productos farmacéuticos en ninguna situación, pero existen infecciones leves, como gota, angina, cistitis y muchas otras que se pueden prevenir y combatir con éxito con los remedios proporcionados por la madre naturaleza.

Aquí están algunos de los mejores antibióticos caseros.

El ajo es un buen antibiótico casero que fortalece el sistema inmune

En los días de los faraones, los trabajadores en los patios recibían diariamente, un atado de ajo preventivamente, a sus labores.

Este condimento vegetal se ha utilizado desde la antigüedad como un medicamento eficaz contra las infecciones respiratorias como la gripe, resfriados, bronquitis, neumonía y las del tracto gastrointestinal.

Las sustancias que contienen ajo mata virus, bacterias, hongos y, al mismo tiempo, tienen efectos anticancerígenos.

Para beneficiarse de sus efectos, todo lo que tiene que hacer es comer 1 o 2 atados al día. Si el olor es un problema, opta por cápsulas de ajo.



El té de manzanilla es otro antibiótico casero que fortalece la inmunidad

Es otra planta curativa, cuyo poder antiinflamatorio se acerca al de la cortisona.

El té de manzanilla ayuda en las infecciones intestinales y respiratorias, pero también en la úlcera gástrica.

La infusión se prepara a partir de dos cucharaditas de la planta a 200 ml de agua hirviendo.

Beber dos tazas al día. Las inhalaciones son excelentes en resfriados, bronquitis, sinusitis.

En forma de gárgaras, la manzanilla combate las infecciones de boca y garganta.

El propóleos: Antibióticos caseros que fortalecen la inmunidad

Este antibiótico natural trata diversas infecciones virales, bacterianas, respiratorias, pulmonares, digestivas y renales, pero al mismo tiempo es un buen fortificador del sistema inmunitario. Comúnmente, el propóleos es usado en forma de tintura.

Ponga 20 gotas en un poco de agua caliente y beba la mezcla una hora antes de las comidas principales, hasta que sane.

Tomillo: Antibióticos caseros que fortalecen la inmunidad

Hubo un tiempo en que se llamaba el antibiótico de los pobres. Tiene un poderoso efecto desinfectante y antimicrobiano en los pulmones, bronquios, estómago e intestinos.

Es extremadamente beneficioso en resfriados, tos ferina, gripe, bronquitis e infecciones del tracto urinario.

Vierte 250 ml de agua hirviendo sobre dos cucharaditas de tomillo, deja la jarra tapada durante diez minutos y luego cuela. Bebe dos tazas de té al día.



El eucalipto lo puedes utilizar como antibiótico casero para fortalecer la inmunidad

Es reconocido por su capacidad para combatir infecciones y fiebre, teniendo excepcionales propiedades antimicrobianas y descongestionantes.

Puede poner cuatro hojas de eucalipto en 200 ml de agua hirviendo y dejar en infusión durante diez minutos.

Beber tres tazas al día, entre comidas. Como dato adicional le recomiendo el aceite esencial de eucalipto, es muy efectivo y lo puede usarse para inhalaciones, ponga 2 o 3 gotas en una olla con agua caliente e inhala el vapor.

Hipérico: Antibióticos caseros que fortalecen la inmunidad

Debido a las propiedades antiinflamatorias y desinfectantes, los extractos de las flores de color amarillo se consideran una cura para las heridas,

pero la planta es extremadamente útil para combatir infecciones intestinales, úlceras gástricas y trastornos hepatobiliares.

La infusión se obtiene de una cucharadita de la planta con 200 ml de agua hervida. Cubra y deje en infusión durante 30 minutos, luego cuele.

El té se endulza muy poco o nada. beber 2 o 3 tazas al día, entre comidas.

La cúrcuma es un excelente antibióticos caseros que fortalece la inmunidad

Según un estudio en 2009, el efecto antimicrobiano de la curcumina, el ingrediente activo de la planta, brinda excelentes resultados contra la bacteria helicobacter pylori.

Cabe recordar que esta es una bacteria gramnegativa con forma de bacilo helicoidal que habita en el epitelio gástrico humano. La helicobacter pylori es responsable de la mayoría de los casos de úlcera gastroduodenal.

La cúrcuma es una especia que puedes agregar en muchos alimentos. Además, para fines terapéuticos, se consume con miel, ponga una cucharadita de cúrcuma por cinco cucharaditas de miel.



Orégano: Antibióticos caseros que fortalecen la inmunidad

Según un estudio de los Estados Unidos. El asesino número uno de bacterias es el orégano. Trabaja bastante bien incluso en cantidades muy pequeñas.

Todo lo que tiene que hacer es usarlo más a menudo como especia al preparar alimentos.

Antibióticos caseros que fortalecen la inmunidad
Antibióticos caseros que fortalecen la inmunidad

Su uso externo, en forma de aceite esencial, ayuda a combatir la micosis y el herpes, mezcle una gota con una cucharadita de aceite de oliva y aplique la mezcla directamente en los pies y las uñas.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *