Dr Casero Consejos caseros para la salud
Consejos caseros para la salud

10 remedios caseros para tratar el dolor de garganta y la tos

10 remedios caseros para tratar el dolor de garganta y la tos
Comparte este artículo

En este artículo encontrará 10 de los remedios caseros más efectivos y utilizados para tratar el dolor de garganta y que además ayudan con el problema de la tos sin perjudicar la salud.

A nadie le gusta estar enfermo, pero a veces es inevitable. Si el dolor de garganta es causado por alergias o un virus, cuando sienta ese dolor, todo lo que desea es un alivio rápido, por eso con los siguientes consejos naturales, sencillos y super efectivos puede tratar esta molesta afección.

Remedios caseros para tratar el dolor de garganta y la tos

Un dolor de garganta puede ser el primer signo de un resfriado, un efecto secundario de tensión en las cuerdas vocales o un indicio de algo más grave. Aunque algunos casos siempre requieren una cita con el médico, existen remedios caseros que debe considerar primero. Aquí hay 10 soluciones naturales para tratar el dolor de garganta y la tos rápidamente.

1. remedios caseros para tratar el dolor de garganta y la tos es hacer gárgaras con agua salada

La sal ayuda a liberar bacterias y alivia la irritación. Para probar esto disuelva media cucharadita de sal en un vaso de agua (preferiblemente caliente). Haga gárgaras con esta mezcla de 3 a 4 veces al día. Escupe el agua cuando haya terminado de hacer gárgaras.

Si el sabor salado es muy desagradable, agregue una cantidad muy pequeña de miel para ayudar a endulzarle.

10 remedios caseros para tratar el dolor de garganta y la tos
10 remedios caseros para tratar el dolor de garganta y la tos

Leer: Remedios para la tos seca y con flemas

2. té de ajo para tratar el dolor de garganta y la tos

El ajo es un antibiótico natural, contiene antioxidantes que se cree que fortalecen la inmunidad y previenen infecciones. Para hacer este té corta un poco de ajo fresco en rodajas medianas y colócalas en una taza, llenar con agua hirviendo.

Mientras el agua aún está caliente, retira los trozos de ajo, agregue una bolsa de su té favorito para ayudar a darle sabor, Agregue un poco de miel u otro edulcorante natural para ayudar a darle sabor y hacer la receta un poco más bebible, bebe esto tantas veces como quieras.

3. té de canela para tratar el dolor de garganta y la tos

La canela es otro alimento natural y saludable para tratar el dolor de garganta, es rico en antioxidantes. Su dulce aroma también ayuda a abrir los senos.

Cuando tienes dolor de garganta, esto es una ventaja adicional ya que disminuye la producción y el drenaje de moco y te ayuda a respirar un poco mejor. Como el remedio anterior, también debes hacerlo en un té.

Agregue 1 o 2 ramas de canela en 1 tazas de agua hirviendo y el té de su elección.
Cuando el agua empiece a hervir, agrega las ramas de canela y deja hervir durante 3 minutos.

Quite los palitos de canela y empape su té verde o de hierbas favorito según lo recomendado por la etiqueta, cuando esté lo suficientemente frío para beber, disfrútalo.

4. remedio casero con bicarbonato de sodio para el dolor de garganta y la tos

El bicarbonato de sodio es un poderoso antiséptico que puede actuar sobre la inflamación al destruir virus, hongos y bacterias. El enjuague con una solución de bicarbonato de sodio se ha utilizado durante más de una docena de años, lo que demuestra la efectividad de este método.

Con el procedimiento correcto, se elimina la placa blanca de las amígdalas, se eliminan los microorganismos patógenos y disminuye la cantidad de formaciones pustulosas. Las bacterias, virus y hongos se ven privados de sus condiciones habituales de existencia y mueren.

Para enjuagar la garganta, prepare la siguiente solución, ponga 1 cucharadita rasa de bicarbonato de sodio en 1 vaso de agua hervida tibia. Esta solución se prepara justo antes de su uso. Los niños deben reducir la cantidad de bicarbonato de sodio, ya que pueden tragar el contenido.

Leer: Cómo hacer jarabe de jengibre para la tos

5. remedio casero para tratar el dolor de garganta y la tos con agua de jengibre

El jengibre es un excelente expectorante y sirve para tratar los dolores de cuello, ayuda a aflojar y expulsar la mucosidad del sistema respiratorio. Actúa como antiinflamatorio y combate las bacterias malas. Aumenta la circulación, aumenta el flujo de oxígeno y libera toxinas.

Toma una raíz de jengibre fresca, un poco de miel, un pelador de verduras, una tabla de cortar, 3 tazas de agua y un poco de papel pergamino. Lavar el jengibre y pelarlo.

Cortar el jengibre pelado en trozos pequeños, colocar sobre la tabla de cortar y cubrir con papel pergamino, aplástalo con un martillo o cualquier utensilio de cocina resistente, incluso el lado plano del cuchillo funciona.

Hierve el agua a fuego medio y agrega el jengibre, durante unos 5 minutos.
Retirar del fuego y agregar miel. A mí me gusta agregar limón, pero eso depende de ti. Tómelo mientras aún esté caliente.

6. humidificador para tratar el dolor de garganta y la tos

Cuando le duele la garganta, lo peor que puede hacer es respirar aire seco. Los humidificadores llenan el aire de humedad, lo que hace que la respiración sea más fácil y menos dolorosa para la garganta.

Los humidificadores vienen en una amplia gama de tamaños y algunos ofrecen aromas como el eucalipto.

Leer: Cómo calmar la tos intensa en la noche

7. vinagre de sidra de manzana ayuda a tratar el dolor de garganta

No es la medicina más delicioso, pero es útil para tratar el dolor. Es rico en acidez, que es eficaz para matar bacterias. Ahora agregue miel y básicamente estará cubriendo su garganta con alivio.

Mezcle 1 cucharada de vinagre de sidra de manzana en 1 cucharada de miel y 1 taza de agua muy tibia. ¡Beber!
Consejo: si el sabor es demasiado fuerte para usted, pruebe con 2 cucharadas de vinagre mezclado con 1/2 taza de agua tibia y haga gárgaras una vez al día.

8. remedio casero con aceite de árbol de té para la garganta y la tos

El aceite de árbol de té tiene un efecto único. Tiene propiedades desinfectantes, antivirales, antifúngicas, antibacterianas e inmunoestimulantes. Es por eso que este remedio debe usarse para aliviar los síntomas de diversas dolencias de garganta, mezclándolo con otras sustancias beneficiosas o usándolo por separado.

El enjuague con aceite de árbol de té debe repetirse durante 7 días, pero el efecto de este tratamiento se notará después de la primera vez. Después de la manipulación, no se recomienda comer ni beber durante 30 minutos.

Debe realizar la terapia 3 o 4 veces al día antes de las comidas. Para preparar una solución de enjuague, agregue de 2 a 3 gotas de aceite de árbol de té concentrado a un vaso de agua hervida tibia. Si lo desea, puede mejorar el efecto con 1 cucharadita de sal.

Remedio casero con aceite de árbol de té para la garganta y la tos
Remedio casero con aceite de árbol de té para la garganta y la tos

9. remedio casero con miel para tratar el dolor de garganta y la tos

El uso de la miel se basa en sus propiedades terapéuticas naturales. Tiene efectos antiinflamatorios, antifúngicos, bacteriostáticos, antimicrobianos, antisépticos, analgésicos y regeneradores. La miel se considera un antibiótico natural por sus propiedades beneficiosas y su rápido efecto.

Comer miel reduce los síntomas del dolor, también la inflamación y previene el crecimiento bacteriano. Puedes mezclar miel y mantequilla en proporciones uno a uno para lograr un efecto envolvente.

Leer: Remedios caseros para la tos seca nocturna

10. remedios caseros para tratar el dolor de garganta y la tos con manzanilla

Las decocciones de manzanilla hacen un excelente trabajo con los procesos inflamatorios en todo el cuerpo. Con los primeros procedimientos de enjuague de garganta, el efecto será notable, la hinchazón disminuirá, el dolor disminuirá y la condición mejorará.

La manzanilla se puede utilizar como té y para hacer gárgaras. Para esto, por un litro de agua, debe agregar 1 cucharada de manzanilla. Lleve la mezcla a ebullición y déjela reposar durante 40 minutos.

También puede verter agua hirviendo en un plato de vidrio y agregarle manzanilla. La manzanilla limpia las membranas mucosas de acumulaciones purulentas. Se observa una mejoría después del enjuague, pero la terapia debe durante por lo menos 7 días.


Si bien vale la pena probar todas las recetas y consejos anteriores, usted conoce mejor su cuerpo, por eso debe elegir el remedio que sea mejor para usted.


Comparte este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *